Enfermedad de Cushing

Enfermedad de Cushing

enfermedad de cushing cortisol

La enfermedad de Cushing es una enfermedad generalmente provocada por el aumento de una hormona: el cortisol. Además, también puede producirse por causas externas debido a la ingesta de corticoesteroides orales o inyectables en altas dosis durante un tiempo prolongado.

Estos corticoesteroides se utilizan en algunas ocasiones para tratar otras enfermedades como: lupus, asma, artritis reumatoide, dolor de espalda, etc. En otras ocasiones, se emplean cuando la persona ha pasado recientemente por un trasplante.

Afortunadamente esta enfermedad tiene una prevalencia muy baja y su incidencia es de dos a cuatro casos por millón de habitantes en un año.

Las mujeres tienen mayor probabilidad de sufrirla y la edad de diagnóstico del síndrome de Cushing varía con la etiología.

La gran mayoría de las enfermedades de Cushing se deben a un adenoma hipofisario, aunque a menudo este no se ve con claridad mediante técnicas exploratorias de imagen. Sin embargo, es muy importante diagnosticar esta enfermedad a tiempo, ya que hay un gran porcentaje en la morbilidad y mortalidad en quienes la sufren.

Síntomas de la enfermedad de Cushing

Dependiendo de los niveles de cortisol, los síntomas pueden variar. Los más frecuentes son:

  • Aumento de peso constante
  • Cara de luna llena
  • Cambios en la apariencia de la piel.
  • Hipertensión arterial
  • Obesidad central
  • Diabetes
  • Irritabilidad
  • Baja libido
  • Intolerancia a los hidratos de carbono
  • Sed abundante
  • Estrías de color rojo
  • Aumento de la necesidad de miccionar y micciones abundantes
  • Hematomas frecuentes
  • Dolores de espalda y cabeza frecuentes

Es importante saber que más de la mitad de las personas que padecen la enfermedad de Cushing desarrolla trastornos mentales debido a las variaciones hormonales que se producen. Las manifestaciones más frecuentes de estos trastornos son la depresión y el insomnio aunque también pueden aparecer episodios de psicosis, dando lugar a síntomas paranoides. La gravedad de los síntomas depresivos no se relaciona de una forma directa con las concentraciones plasmáticas de cortisol.

Diagnóstico de la enfermedad de Cushing

Como ya hemos referido en alguna ocasión, esta es una enfermedad de difícil diagnóstico, dado que los síntomas son muy comunes a otras afecciones.

El proceso de diagnosis puede ser largo y duro. Durante este, se realizarán varios análisis de orina y de sangre, análisis de saliva, pruebas de diagnóstico por imagen y una serie de muestreo de senos petrosos (venas que irrigan la glándula hipófisis).

Tratamiento de la enfermedad de Cushing

Si la enfermedad la ha originado la toma de corticoides, su médico probablemente le recomendará retirarlos.

Si es debido a un adenoma de hipófisis, seguramente se recomiende la extirpación del adenoma.

En todos los casos, es adecuado regularizar el cortisol antes de la cirugía mediante procedimiento médico con antifúngicidas, inhibidores transformables de la síntesis adrenal de cortisol. Tras la operación, es recomendable tomar medicamentos de remplazo de cortisol para proporcionar al cuerpo la cantidad correcta de hormona. Además, es muy probable que le recomienden realizar sesiones de radioterapia.

Por último, podemos emplear fármacos para vigilar la producción de cortisol si la cirugía y la radioterapia no dieron buenos resultados. También se puede hacer uso de medicamentos antes de la cirugía en aquellos pacientes cuya enfermedad de Cushing esté muy avanzada con el fin de que progresen los signos y síntomas, y disminuir el riesgo de la cirugía.


Fuentes:

http://scielo.isciii.es/pdf/ami/v20n4/revision2.pdf

https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/adenoma-hipofisis

https://www.researchgate.net/publication/266732676_Muestreo_de_senos_petrosos_inferiores_en_el_diagnostico_de_pacientes_con_sindrome_de_Cushing_dependiente_de_hormona_adrenocorticotropica

endocrinologiamasculina.com

Hasta ahora, 1 comentario

Cortisol alto o bajo, ¿cómo corregirlo? – Endocrinología masculina Publicado el4:21 pm - May 8, 2019

[…] nivel muy alto de cortisol sostenido en el tiempo puede provocar el Síndrome de Cushing. El abuso de medicamentos con contenido corticoide también puede derivar en esta […]

Deja un comentario